En Español

logo

Sociedad de Hermanas para la Iglesia

La Sociedad de Hermanas para la Iglesia fue fundada en Paterson, New Jersey por la Hermana Eileen Kelly, PVBM(Presentación de la Bienaventurada Virgen Maria), quien en ese tiempo era Vicaria de Religiosos de la Diócesis de Paterson.
 
La comunidad fue una respuesta al interés que tenían un gran numero de hermanas religiosas quienes habían vivido en comunidades tradicionales, pero querían continuar viviendo sus votos a conforme al ejemplo de la mujer de las primitivas comunidades en la Iglesia.
 
Testimoniamos la presencia de Cristo y brindamos la buena nueva del Evangelio a todas las personas de acuerdo a los signos de los tiempos. Vivimos de una manera simple pero no en común. Nos ayudamos en nuestra dedicación unos a otras y a la gente que servimos
 
Quienes somos
 
La Sociedad de hermanas para la Iglesia fué fundada en Paterson, New Jersey por Sister Eileen Kelly, PBVM quien en ese tiempo era Vicaria para los religiosos de la Diócesis. Esta nueva comunidad empezó con la bendición del Obispo Frank J. Rodimer, Obispo de Paterson en ese tiempo.
 
La comunidad fué una respuesta a los intereses de un numero de religiosas quienes habían dejado sus comunidades tradicionales , pero querían continuar viviendo la vida de votos realizándola a imitación de la primitiva comunidad. Asi como la Iglesia nació el día de Pentecostés , decidieron que esta fiesta seria muy apropiada para la comunidad.
 
Los miembros de esta Sociedad de Hermanas para la Iglesia son mujeres célibes quienes viven en plena oración y sencillez y ofrecen sus vidas a través de los votos de castidad, pobreza y obediencia sirviendo a las necesidades de la Iglesia. Ellas viven de una manera sencilla, pero no vida en común. Ellas se ayudan en su dedicación de unas a otras y por la gente a quienes sirven.
 
Actualmente, las Hermanas sirven en 16 diócesis de los Estados Unidos y Australia. En respuesta al Evangelio las obras de misericordia las hermanas sirven en diversos ministerios tales como: Abogar y defender a los no-privilegiados, consultoras de comunidades religiosas ,   servicios diocesanos, educación, servicios de salud, Comunidad Hispana, ministerios parroquiales, formación religiosa , retiros y dirección espiritual . Algunos miembros   retirados continúan   su ministerio a través de la Biblia y grupos de oración, ministros de la comunión y visita a los enfermos, ministerio del consuelo y otros servi-cios en sus parroquias locales.
 
La Sociedad de hermanas para la Iglesia es una naciente comunidad eclesial fundada de acuerdo a:

  • La Inspiración del Evangelio y la mujer de la primitiva iglesia. 
    En la primeracomunidad cristiana, mujeres como: Dorca, Priscila y las hijas del Diacono Felipe jugaron un papel muy importante en el servicio y desarrollo de la Iglesia.   
  • La enseñanza de la iglesia a través de las normas del Vaticano II.
    El vaticano II ha llamado a los religiosos a renovarse en su espíritu y adaptar su visión y dirección de su vida de acuerdo a las necesidades de los tiempos.
  • La llamada del Espíritu en los signos de los tiempos.
    Los persistentes cambios de la Iglesia y la llamada del mundo para una iniciativa de los nuevos signos de los tiempos a la presencia de Cristo y ofrecer la Buena Nueva del Evangelio a todos los hombres.

Hermana Eileen Kelly - [ más información ... ]
 
“Rema mar adentro” fueron las palabras de Jesús a Pedro, su sucesor, Juan pablo II las adopto como tema para todo el nuevo milenio. Jesús quiso que sus discípulos hicieran el cambio envolviendo su vida y enseñanza en el evangelio y que hicieran con corazón todo aquello que siempre quiso con ellos.   Jesús insistentemente quiso que fuéramos emprendedores y seguros hoy. El quiso ser el primero de los seguido-res.
 
Veinte y cinco años después , las hermanas religiosas de varias comunidades fueron discerniendo del Señor lo que haría para ellas y encontró en la Hermana Eileen Kelly hermana de la Presentación , una sabia e intuitiva religiosa quien fue la superiora de la comunidad antes de dejar su servicio especial como Vicaria de religiosas de la Diócesis de Paterson. El código de Derecho Canónico reconoce la Asociación de Vida Consagrada proveyendo bases para la fundación de la Sociedad de Hermanas para la Iglesia. La Hermana Eileen guió a estas quienes viven fuera de comunidad quieren un beneficio de una comunión espiritual de unas con otras devotamente siendo ellas mismas en los varios servicios de la iglesia de acuerdo a su carisma individual.
 
Damos gracias a Dios por las bendiciones otorgadas en la Sociedad de Hermanas para la Iglesia por estos 32 años y gracias a Dios también por la bendición otorgada en Jesús en su fluir a través de la Sociedad de Hermanas para la iglesia quienes como una Asociación de Vida Consagrada han adquirido discernir su propio carisma.

Nuestra Vida:
 
Las Hermanas para la iglesia siguiendo el Evangelio como un camino de vida pero corporativa e individualmente respondiendo en el camino especifico de la radical e inequívoca llamada.
 
Viviendo sola o con otros , ellas responden a las necesidades de los tiempos desarrollando un nuevo modelo de servicio a la Iglesia por:
 

  • Viviendo los votos con una vida simple de pobreza, sin propiedades incorporadas ayudándose ellas mismas y dependiendo de la Providencia de Dios; en la caridad y en la ayuda mutua inserta por el celibato; y en la obediencia.
  • Sirviendo a la Iglesia local a través de varios ministerios – asociados pastorales , profesoras, trabajadoras sociales, dirección de retiros, directores de educación religiosa, consultores diocesanas y consejeras y a través de otros ministerios que de acuerdo a sus posibilidades.
  • Discerniendo metas y objetivos a través del consenso que ellas buscan y siguen la voluntad de Dios.

Las Hermanas para la Iglesia valoran la Oración y la Eucaristía como la primera fuente de su crecimiento individual y comunitario en el Señor y compartiendo frecuentemente la Palabra de Dios y el Pan de la Vida, viviendo ellas en Espíritu de esperanza.
 
Nuestro emblema:
 
De acuerdo a la leyenda china , el ave fénix vuela en el fuego del altar del templo y quema las cenizas. Entonces emerge vida de nuevo y vuela marchándose para vivir 500 anos mas. Este hecho se repite cada 500 anos.
 
Nada es nunca visto como el fénix real . Esto es puramente imaginario y simboliza criatura, representando la esperanza, nueva vida y vida para siempre.
 
Estas son las características propias de la Visión de las Hermanas para la Iglesia
Ellas llevan la esperanza en un futuro pleno respondiendo a la llamada radical del evangelio. Ellas son una nueva vida en la Iglesia , experimentando los persistentes cambios de testimonio de la Presencia de Cristo. A través de ellas, un poder creativo surgirá, fusionando en el nuevo cuerpo de Dios , el Cristo contemporáneo.

left1

left2

right1

right2